Publicado: Sábado, 13 Enero 2018 17:28

El café se fortalece en el Huila

Escrito por
Valorar este artículo
(0 votos)

Antes la gente sembraba café para sostenerse con el producto de la cosecha, hoy se ha convertido en el mejor negocio del país, incluso,  los caficultores huilenses le arrebataron el liderazgo cafetero a departamentos como Caldas, Quindío, Risaralda y Antioquia, pasando a encabezar el pódium del territorio con mayor producción de café en Colombia.

En el año de 1920 la producción anual de café en el Huila,  era de 15 mil sacos, de 62 y medio de kilos,  El director del Comité Departamental del Huila, oficializó las cifras con las que el departamento se ratifica como el primer productor de café, con una producción superior a los 2 millones 800 mil sacos, convirtiéndose en el primer productor nacional del grano, logrando, igualmente, la más alta calidad con cultivos especiales.

El Café del Huila es uno de los más reconocidos cafés regionales de Colombia. Crece en medio de las cordilleras central y oriental de la cordillera de los Andes. Se caracteriza por presentar una impresión global balanceada, con notas dulces, acidez y cuerpo medio/alto, fragancia y aroma intenso, con sensaciones frutales y acarameladas, lo que ha forjado su reputación nacional e internacional durante largo tiempo. Características de calidad debidas esencialmente a su origen, que fueron fundamentales para que el 16 abril de 2013 la Superintendencia de Industria y Comercio, declarará  la Denominación de Origen Protegida a CAFÉ DEL HUILA. Esta protección cobija al café cultivado en los municipios cafeteros de ese departamento. 

El arduo trabajo que implica llevar un café de calidad del árbol a la taza permite entender la importancia de todos los procesos donde interviene el productor para obtener el café con las características de calidad con las que se distingue nuestro café. Las labores de recolección y post cosecha las realizan los mismos productores, garantizando un compromiso especial con el producto que sale de su finca. En consecuencia, gracias a esta interacción se ha desarrollado una cultura de calidad asociada con el trabajo duro y casi artesanal asociado con la obtención de un café sobresaliente, de calidad superior. La gente del café en el Huila es dedicada y está comprometida con su producto. 

La formación de una cultura cafetera, uno de sus mayores valores, ha pasado de generación en generación y hoy sus jóvenes siguen este modelo de vida, como esperanza de futuro. Esta cultura se está visibilizando en los cafés que se han abierto en Pitalito y Neiva principalmente en donde todo es distinto y novedoso. No son los café de arrieros paisas que tanto se popularizando hace unos años, sino tiendas especializadas, modernas y dinámicas en donde se han introducido una variedad de preparaciones de café  como el capuchino, los frappés, el mocca y otras bebidas con base en el café expreso para cautivar a los más jóvenes. 

Poco a poco se fue extendiendo la fiebre del café a las cadenas de comidas rápidas, donde es cada vez más común encontrar cartas de bebidas calientes. Se hace honor al café y sus diversas formas de consumirlo. A fin de cuentas, sin importar sus propiedades o su sabor, alrededor de una taza de café los colombianos construyen su identidad, socializan y además edifican el futuro. Y qué mejor que celebrar nuestro café, que invitándolos a tomarse un “tintico” en su café favorito. 

Por Miguel de León 

Leído 139 veces Modificado por última vez el Martes, 30 Enero 2018 12:07

Dejar un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.